Nuestros servicios

Servicio de desinfección ambiental

Introducción

El hombre como constituyente de la naturaleza, vive en íntima relación con ella, y así como goza de sus beneficios, es vulnerable a los perjuicios que la misma puede producirle.
Al igual que otros seres vivos, forma parte del medio ambiente que lo rodea y está sometido a sus factores, ya sean biológicos, físicos o químicos. Puede decirse que la sobrevida del Hombre está condicionada a esta interrelación.

Si nos detenemos a pensar en los adelantos de la ciencia y la tecnología, podemos afirmar que:la supervivencia del hombre depende de su capacidad para comprender, prever y eliminar los múltiples peligros que acechan su existencia

Microorganismos

Con el advenimiento del microscopio, a mediados del siglo XVII, y basado en los trabajos de Leeuwenhoek se desarrolla el estudio de los “seres microscópicos”. con ello comienza el período científico contemporáneo.

A partir de este momento, se comenzó a determinar la incidencia que tenían estos microorganismos en la Salud Humana y han sido miles los científicos que han estudiado estos seres vivos, su comportamiento, los peligros que significan para la Sanidad y la forma de controlarlos.

Microorganismos presentes en el Hogar, Trabajo, Local de Estudio, etc.

Dentro de nuestro habitat podemos encontrar una amplísima variedad de microorganismos como bacterias, virus, hongos, etc.
Elementos de uso generalizado como son acondicionadores de aire, inciden en la proliferación de los mismos ya que al no haber renovación de aire dentro de los ambientes, los gérmenes se multiplican formándose poblaciones muy numerosas. Las moquettes y alfombras también ofrecen condiciones ideales para la instalación de microorganismos ya que la higiene no puede realizarse en forma adecuada ni con la frecuencia requerida.
Podemos enumerar algunos microorganismos que pueden estar presentes en nuestros ambientes y pueden ser eliminados con una correcta desinfección:
Estafilococos, Estrepctococos, Salmonella, Clostridium, Tuberculosis, Hepatitis, Hantavirus, Leptospirosis, Histoplasmosis, Cryptococcos.

Desinfección

Definición de Desinfección

Una correcta desinfección se define como la combinación de antimicrobianos y técnicas de aplicación que tienen como fin bajar las poblaciones de microorganismos en un 99,99% mínimo.

Desinfectantes o agentes antimicrobianos

Son sustancia químicas que matan o inhiben el desarrollo de los microorganismos.

  • Algunos antimicrobianos matan al microorganismo (biocidas) y a esta acción se le agrega el sufijo “cidas” Ej.: Bactericidas, Fungicidas, Viricidas, etc.
  • Otros, solamente inhiben el crecimiento y se los denomina con el sufijo “stático” Ej.: Bacteriostático, Fungistático, etc.

Características de un buen desinfectante.

  1. Poseer alto poder germicida.
  2. Amplio espectro de acción (debe actuar sobre variados microorganismos)
  3. Estas sustancias no deben resultar tóxicas para el Hombre, animales domésticos y plantas.
  4. No debe ser corrosivo para variado tipo de materiales.
  5. Se caracteriza por tener alto poder de penetración.
  6. Debe ser soluble en agua y en fluidos tisulares (tejidos)
  7. Será eficaz en presencia de materia orgánica.
  8. Económico y accesible.
  9. No debe manchar o se podrá eliminar fácilmente.
  10. Será estable y homogéneo durante el mayor tiempo posible.
  11. No debe tener olor o sabor desagradables.

Técnicas de aplicación

Este tipo de desinfectantes deben ser aplicados con equipos de Bajo Volumen (BV) o Ultra Bajo Volumen (UBV), buscando la formación de aerosoles con gotas muy pequeñas que se mantengan en suspensión en el aire y sean arrastradas por las corrientes hacia zonas de difícil acceso, posándose en todas las superficies. Si lo que se desea es desinfectar una superficie determinada se aplicará una Aspersión (Alto Volumen) sobre la misma.

Frecuencia de las aplicaciones.

Para lograr resultados permanentes es aconsejable que luego de hacer un tratamiento inicial, la buena situación sanitaria se mantenga mediante la realización de mantenimientos periódicos que impedirán el resurgimiento de estos microorganismos.
Estos tratamientos se aconsejan muy especialmente en ambientes de riesgo como lo son aquellos que poseen aire acondicionado, moquettes, etc., o en aquellos que por la existencia de enfermos, mucha circulación de personas, presencia de plagas como moscas, cucarachas, hormigas, roedores, etc., resulten un peligro potencial para la Salud Humana.

Suscríbete